Los forenses apuntan que las pruebas confirmarán que Laura Luelmo no murió el día de su desaparición

laura luelmo

La joven profesora asesinada en El Campillo por su propio vecino, podría no haber muerto el día de su desaparición

Los forenses encargados de examinar el cadáver de la joven profesora de 26 años, Laura Luelmo, asesinada en El Campillo, han apuntado que las pruebas encontradas ratificarán que la joven no murió el día de su desaparición, sino entre el segundo y tercer día, tal y como aseguraron en la primera autopsia realizada.

Según señala la Sociedad Española de Medicina Legal y Forense en un informe publicado y al que ha tenido acceso Efe: “Los análisis complementarios, que deben emplear, no suele corregir de modo sustancial la primera predicción, raramente supondrá una rectificación importante a las conclusiones obtenidas a partir del examen del cadáver“.

Asimismo, los profesionales forenses piden que se respete sus competencias, ya que las conclusiones obtenidas por dichos profesionales sobre la muerte de Laura Luelmo se basan exclusivamente en pruebas científicas.

laura luelmo
Laura Luelmo en una imagen de archivo

Mientras, el cadáver de Laura Luelmo, natural de Zamora, sigue en el anatómico forense de Huelva a la espera de los resultados de las últimas pruebas complementarias. Desconociéndose cuando podrá ser trasladada a Zamora, para que su familia pueda darle sepultura.

Laura fue encontrada sin vida el pasado 17 de diciembre en un descampado de El Campillo, donde el presunto autor del crimen, Bernanrdo Montoya, la había abandonado. Las discrepancias entre la Guardia Civil, encargados de la investigación, y los forenses, radican en que, según los investigadores del Instituto Armado, Laura recibió un fuerte golpe en la cabeza en casa de Montoya, el mismo día de su desaparición. Pero no especifica si salió con vida de la vivienda del detenido, aunque si aseguran que la joven falleció el mismo día de su desaparición.

Estos datos serán ratificados en la última autopsia realizada al cadáver, ya que en la preliminar se llegó a la conclusión que Laura murió días después de desaparecer, entre el 14 y 15 de diciembre, cuando la Guardia Civil ya tenía como sospechoso a Montoya. Aquí  radica la importancia de la fecha en la que murió la joven.

bernardo montoya
Bernardo Montoya, presunto autor de la muerte de Laura Luelmo