La madre de los menores asesinados en Rocafort escribió una nota asegurando que se iba “con el Creador”

Familia Godella
María, Gabriel y el pequeño Amiel

La nota de despedida de María, la madre de los niños asesinados en Rocafort, a su madre: “Me voy con el Creador”

María, de 27 años, madre de los dos niños asesinados en Rocafort, Valencia, escribía una nota que hizo llegar a su madre en la mañana de ayer: “Me voy con el Creador“. Los padres de los niños, de 3 años y 5 meses, y sospechosos de haber terminado con la vida de sus hijos, vivían en una entonación hippie que acabó en pesadilla.

La madre confesaba, durante la tarde ayer, dónde estaban enterrados Amiel de 3 años, y Rachel de tan sólo 5 meses. Se encontraban sepultados en tierra en la parcela que ellos habitan, a unos 75 y 150 metros de la vivienda ocupada. María fue detenida de inmediato y Gabriel, de 32 años y de origen belga, retenido en calidad de investigado.

Según los últimos datos que publica el diario ‘Levante EMV’, tanto María como Gabriel eran seguidores de los ‘Illuminati‘, una sociedad secreta que tiene origen en Baviera, Alemania en el siglo XVIII y presumían de ser activistas en grupos alternativos y antisistema.

Familia Godella
María, Gabriel y el pequeño Amiel

Desde un primer momento, la Guardia Civl sospechó que los padres habían terminado con la vida de sus hijos tras las confesiones erráticas de estos. Cuando la Policía llegó, en un primer momento, a la vivienda tras la llamada de una vecina a las 08:30 de ayer jueves, encontraron a Gabriel totalmente desorientado y confuso:: “Volver a Bélgica. porque aquí ya no tengo nada que hacer. Están todos muertos”

Días antes del crimen de los dos menores, supuestamente a manos de sus padres, amigos de la familia vieron que habían cavado un agujero en la parcela que ocupaban. Pero no le dieron mayor importancia ya que era propia de las rarezas de esta pareja. De hecho, según aciertan a decir algunos allegados, que Gabriel solía recoger animales muertos, para decorar la casa con sus cráneos. Él aseguraba que así “protegía la casa de los demonios

Las fuentes de Levante EMV, ha sugerido que ambos eran consumidores habituales de porros y setas alucinógenas. Un examen toxicológico determinará si fue así, y si estaban bajo sus efectos el día que, supuestamente, acabaron con la vida de Amiel y Rachel.

Oficialmente, hoy, tanto María como Gabriel, están detenidos por un supuesto delito de homicidio. Los servicios sociales de Godella abrieron un expediente por desequilibrios piscológicos de los progenitores, así como falta de cuidado de sus hijos. Amiel estaba escolarizado pero no asistía a clases desde el pasado febrero. La policía ha confirmado que tres días antes de los asesinatos de los niños, pusieron en aviso a los servicios sociales.