El marido de Romina confiesa que trató de calcinar su cadáver pero terminó arrojándolo al mar

Romina Celeste
Romina Celeste junto a su marido

Romina Celeste, interpuso una denuncia de maltrato tres días antes de su boda con Raúl Díaz Cachón, su presunto asesino

Raúl Díaz Cachón, el marido de Romina Celeste Núñez Rodríguez de 25 años, ha declarado ante la Guardia Civil, que mantuvo el cadáver de su esposa en casa durante varios días, antes de tratar de deshacerse de el. Según ha relatado el presunto autor de la muerte de la joven, él no acabó con la vida de su esposa, cuando regresó a casa el día de Nochevieja, se  la encontró sin vida, y por miedo, la tiró al mar.

Cuando la Guardia Civil le espetó por qué había ocultado el cadáver de su esposa si él no la había matado, éste argumentó que cuando llegó a casa se asustó porque él había estado consumiendo drogas y alcohol. Raúl, en su declaración ha insistido en su inocencia pero los investigadores que llevan el caso no creen la versión dada por Raúl.

Lo que sí ha explicado el detenido, es que intentó calcinar el cuerpo de Romina Celeste, colocándolo en la barbacoa de su casa, en el jardín de la casa que compartían en El Palmeral de Costa Teguise., Lanzarote. Pero el cuerpo de la joven se dañó, y cuando quiso moverlo hacia otro lugar se resquebrajó en fragmentos. Según declaraciones de Rául, tras esto pensó en tirar los restos al mar, y para esto alquiló un coche el día 2 de enero, con el que recorrió 1000 kilómetros de costa lanzaroteña y arrojó las bolsas en distintos lugares.

La Guardia Civl decidía hacer un seguimiento exhaustivo a Raúl tras una llamada de teléfono realizada a un familiar en la Península. En esta llamada el ingeniero confesaba y daba detalles de la muerte violenta de Celeste.

romina celeste
Romina Celeste Núñez, junto a su marido, Raúl Díaz | Recuadro: momento de la detención de Raúl

La Guardia Civil continúa las labores de búsqueda con especialistas GEAS, haciendo inmersiones en en Los Ancones y Los Hervideros. Además, se han desplazado para registrar la vivienda de la pareja, donde supuestamente Raúl, ingeniero madrileño, asesinó a Romina Celeste. Investigadores se han personado el lugar de trabajo del sospechoso, su despacho en la central térmica de producción de energía eléctrica de la isla, en busca de indicios que esclarezcan el caso.

Romina Celeste desaparecía hace dos semanas en Costa Teguise, pero no fue hasta el 8 de Enero cuando Raúl interponía una denuncia por desaparición de Romina Celeste. La joven habría denunciado a Raúl tres días antes de su boda, y dos días antes de su desaparición, la joven habría acudido al Hospital Doctor José Molina Orosa, en Arrecife, con lesiones físicas, pero no llegó a denunciar a su agresor.

Se espera que hoy Raúl D.C pase a disposición judicial, tras su detención el domingo como presunto autor de la desaparición de su mujer. El Juzgado de Instrucción 1 de Arrecife, órgano especializado en violencia de género llevará dicho causa.

Romina Celeste junto a su marido