Detienen a la menor de 17 años que ha confesado haber matado a su madre en Banyoles

Sasha, la menor detenida como presunta matricida

La menor de 17 años es la principal sospechosa del crimen de su propia madre, cuyo cadáver fue encontrado en su vivienda de Banyoles con múltiples heridas de arma blanca

Sasha, la menor de 17 años que estaba siendo buscada com principal sospechosa del crimen de su madre en Banyoles, Girona, ya ha sido detenida por los Mossos d’Esquadra. La chica ha confesado haber asesinado a su madre, Carme de 53 años, asestándole una puñalada, aunque en el cuerpo de la víctima se encontraron múltiples heridas de cuchillo.

El hijo mayor de la víctima era quien daba la voz de alarma, cuando encontró a su madre sin vida en la vivienda familiar, desnuda y rodeada de un charco de sangre, a los pies de la cama.

La presunta matricida, que fue llevada ayer, por los investigadoresal lugar del crimen, reconocía haber asesinada a su madre, pero no recordaba las veces que llegó a agredirla. Según fuentes próximas a la investigación, la chica admitió que tenía graves problemas y diferencias con su madre y que estaba enfadada por una pelea que habrían tenido ambas la noche anterior. La joven ha confesado que el miércoles por la mañana, atacó a su madre con un cuchillo de cocina.

Sasha, la menor detenida como presunta matricida

Los primeros datos revelados de la autopsia apuntan a que la víctima murió degollada, por una herida grave en el cuello, pero presentaba diversa herida con el mismo arma, por todo su cuerpo.

El suceso se conocía el miércoles sobre las 21 horas, cuando el hijo mayor de la mujer llegó a la vivienda familiar y encontró el cuerpo de su madre sin vida. En la escena del crimen, lo primer que llamó la atención de los investigadores, fue una nota escrita a mano de la presunta matricida.

En ella, la menor de origen ruso que había siso adoptada hacía años, confesaba el crimen que había cometido contra su madre adoptiva, y revelaba dos ubicaciones donde pretendía suicidarse. Los Mossos dudan de la última confesión de la joven, ya que pudo haber escrito estos lugares para despistar y poder huir. La chica fue detenida en la segunda vivienda que posee la familia en la Costa Brava, en Castell Platja-d’Aro.

Sus vecinos han ratificado que las discusiones entre ambas eran continuas y que su relación no era buena. Según algunas fuentes cercanas a la familia, la joven, ahora detenida por haber asesinado a su madre, sufre algún trastorno psicológico, y últimamente habría estado más desequilibrada en su comportamiento.

La gente más cercana a la familia ha admitido que estaba siendo tratada por problemas mentales, aunque recalcan que Sasha siempre ha sido una buena chica, Amante del heavy metal, que toca la guitarra y siempre ha sido muy deportista.

sasha girona
Sasha, a su llegada a la escena del crimen acompañada por los investigadores de los Mossos d’Esquadra