Detenida la presidenta de ‘Infancia Libre’ por secuestrar a su hijo y mantenerlo condiciones infrahumanas

maría sevilla
María Sevilla, durante un acto de infancia Libre.

María Sevilla, presidenta de la asociación ‘Infancia Libre’, mantuvo durante 6 meses a su hijo de 11 años secuestrado, en condiciones infrahumanas

Durante madrugada del pasado sábado, la Policía Nacional detenía a María Sevilla, presidenta de la asociación ‘Infancia LIbre‘ por mantener secuestrado a su hijo de 11 años y retener a su hija de 6 junto a él. Una sentencia otorgaba la custodia al padre del menor, tras incumplir este dictamen y llevarse al niño, la policía la puso en busca y captura como la posible secuestradora de su propio hijo.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid ha relatado que la mujer se encontraba en busca y captura desde el pasado septiembre de 2018, tras incumplir la sentencia judicial que daba la custodia del menor a su padre, tras el divorcio.

Después de meses de investigación y de vigilancia exhaustiva por parte de los miembros de la Policía Nacional, pudieron comprobar que los menores, Samuel de 11 años y su hermana de tan sólo 6, se encontraban sin escolarizar. En ocasiones, la actual pareja de María y ella salían de la casa para pasear al menor, pero siempre cuando caía la noche para asegurarse que no habían ojos curiosos.

Más tarde comprobaron que en la finca también se encontraba una niña de 6 años, hija de María y de su actual pareja. Es entonces cuando la policía decidía entrar en la casa de madrugada, durante el pasado sábado, y detenían a María como presunto autora de un delito de sustracción de menores.

Tanto el menor como la hermana pequeña de éste, no tenían contacto alguno con el exterior, vivían ocultos en una finca sin escolarizar y viviendo en una casona rural totalmente devastada. Según fuentes policiales, la menor de 6 años se encontraba más ajena al mundo exterior, llegando incluso a ‘olisquear’ a los agentes que entraron en la casa.

Desde que la justicia le otorgara la custodia al padre del menor, Rafael, no paraba de tener problemas con María Sevilla. El régimen de visitas de la madre se hacía en un punto de encuentro, y aprovechaba para poner al niño en contra de su padre. La acusada llegó a interponer una denuncia por abusos sexuales contra él, pero fueron archivadas en 2014 y 2016, por ser consideradas falsas. Debido a estas denuncias supuestamente falsas, María perdía la custodia del niño.

El juzgado de instrucción número 27, en septiembre de 2018, emitía una orden de detención por sustracción de menores contra María Sevilla. Hasta que un dron de la Policía los encontró en el rural rincón de Villar de Cañas, fue entonces cuando dieron el siguiente paso para rescatar a los menores. Los niños estaban asalvajados, casi no hablaban y no sabían escribir.

maría sevilla
María Sevilla