Ana Julia alegaría defensa propia ante el pequeño Gabriel para evitar la prisión permanente revisable

ANA JULIA QUEZADA
ANA JULIA QUEZADA

La detenida ha confesado que ella y el menor discutieron en la finca de Rodalquilar, y se defendió cuando trató de quitarle el hacha a Gabriel. Posteriormente lo asfixió tapándole la boca y la nariz

Ana Julia Quezada ha confesado ser la autora de la muerte de Gabriel Cruz Ramírez, el niño de 8 años que desapareció el 27 de febrero en una pedanía de Níjar, llamada Las Hortichuelas. Un lugar en el que sus 70 habitantes se conocen entre sí, y en el que Ana Julia llegó dede Burgos para conmocionar a toda España.

Tras aparentar durante todo el tiempo que duró la búsqueda del niño, una falsa y desmedida preocupación, comenzaba a ser sospechosa a los ojos de su pareja, el padre de Gabriel, y de la Guardia Civil, en el momento que ella encontraba la camiseta del menor. Una sobreactuación que la puso directamente en el foco de las investigaciones ya que la camiseta apareció completamente seca, y en lugar que ya había sido registrado por los equipos de búsqueda y rastreo.

Ana Julia ha confesado que actuó sola, y está respondiendo a todas las preguntas realizadas por los investigadores. Este mismo martes fue trasladada al escenario del crimen para realizar una reconstrucción de los hechos. La confesión de Ana es calificado por los investigadores como ‘farragosa’ y es que según ha relatado la dominicana: “El niño se subió voluntariamente a su coche“, ya que ella se dirigía a pintar en la finca de Rodalquilar, a 4 kilómetros de la casa de su abuela, de donde salieron el 27 de febrero.

Según la confesión de Ana Julia: Ella estaba pintando en la finca, cuando vio que Gabriel estaba jugando con un hacha. Se acercó para quitárselo, pero éste la insultó. Se pelearon, y en el forcejeo lo golpeó. Posteriormente, con el enfado, le echó las manos al cuello y lo asfixió. Se fumó un cigarro para pensar en qué hacer y lo mejor era enterrarlo para que Ángel (su pareja y padre del niño), no se enterara de lo que había pasado y que no sufriera. Luego se llevó la ropa del niño.

La detenida podría alegar defensa propia para evitar la prisión permanente revisable aunque los resultados de la autopsia, además de poca credibilidad de su confesión podría dar al traste con la estrategia de Ana Julia.

ANA JULIA QUEZADA
ANA JULIA QUEZADA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here