Sanidad veta la subida de precio de Fortasec, que lo ha triplicado en sólo 6 años

fortasec

El ministerio de Sanidad decide veta la subida de ciertos medicamentos que han incrementado su precio incluso el triple, como es el caso del antidiarreico Fortasec.

De todos es sabido que los medicamento que no están sujetos a financiación pública gozan de unos precios casi desorbitados. Fortasec, los famosos jarabes para la tos, o médicamente para la gripe común, han visto como sus precios, año tras año, han subido notablemente sin tener ningún límite.

El claro ejemplo es el famoso antidiarreico Fortasec, que en el 2012 costaba sólo 1,89 euros y ahora lo puedes encontrar en farmacias por el triple de su precio, 5,95 euros, el envase de 10 cápsulas y 8,95, el envase de 20.

Según apunta ‘El País’, la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos celebrada el pasado 8 de febrero rechazó rotundamente un incremento propuesto por Johnson & Johnson, para volver a subir el precio de algunos de estos fármacos no financiados. Los motivos para este rechazo es garantizar el acceso a estos fármacos no financiados, a todos los pacientes con total paridad.

fortasec

El Fortasesc, así como otros médicamente tan famosos como Flutox, Mucosán, Fluimucil, Voltarén en crema o el Almax, dejaron de ser financiados por la Seguridad Social en 2012, como medida contra la crisis. Sólo se financian en aquellos pacientes crónicos, como en pacientes con diverticolsis y los laxantes, o los pacientes que presentan un caso de bronquitis crónica y los mucolíticos.

El año pasado es vendieron en España nada menos que 2.174.045 cajas de Fortasec, ya que todas las personas lo consideran indispensables en el botiquín de casa. Curiosamente, de esta cifra,  1.887.447 de cajas corresponde al formato de 20 cápsulas, mientras que el resto, 286.598 cajas corresponden a la de 10 cápsulas.

Mientas, siguen las críticas hacia este veto,  Jaume Pey, director general de  la Asociación para el Autocuidado de la Salud, cree que es “incomprensible” que pongas un límite a los medicamentos que ya no financia:

“De facto es intervenir otra vez un precio que tú ya no financias. Si el ministerio no quiere pagar por estos fármacos, que no lo haga, pero que no introduzca distorsiones innecesarias en el mercado”