Mireia Boya, exdiputada de la Cup: “España organizó el atentado de las Ramblas”

Una ex diputada de la Cup afirma que “España organizó el atentado de las Ramblas”

Mireia Boya, exdiputada de la Cup, explica en twitter que el imán de Ripoll y cerebro de los atentados del 2017 en Cataluña, era un confidente del CNI, que conocía los movimientos terroristas. Así, Mireia Boya acusa al “Estado asesino” de organizar el atentado para “parar el referendum” de independencia de Cataluña.

“¿Qué quereis, negociar con un Estado que elige un atentado para parar un referéndum? ¿Qué? Coño. Explicármelo!”, ha preguntado. “Os lo dije días después del atentado. El Estado es capaz de todo“, ha recordado, recuperando un hilo propio donde ya acusaba a España de matar a conciencia.

Acusa al Partido Popular de “terroristas” por preparar con el CNI los atentados ocurridos en agosto del 2017 en Barcelona. Afirma que fueron preparados por el CNI, en conveniencia del PP, que conocía, en todo momento, “todos los movimientos de los yihadistas”. Boya insiste en que elEstado españoles terrorista y asesino y por eso niega la posibilidad que el separatismo se sentara con Pedro Sánchez para negociar su investidura.

Comparecencia ante el Tribunal Supremo

Hace unos meses, la exdiputada de la CUP compareció en el Tribunal Supremo como testigo en el juicio del Procés. Aprovechó su  testimonio para insultar a las instituciones del estado y al partido político Vox, que ejercía la acción popular. Boya insultó al abogado Javier Ortega Smith, llamándolofascista“. 

En su comparecencia, Mireia Boya, aseguró que tuvo “la suerte” de subirse al techo de un coche de la Guardia Civil el 20-S para recordar a un grupo de “jóvenes más entusiastas” las prácticas de la “no violencia”, si bien ha admitido que ella no era partidaria de desconvocar la concentración.

Boya está pendiente de ser juzgada en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por desobediencia junto a miembros de la Mesa del Parlament cuando la presidía Carme Forcadell, una vez que el Tribunal Supremo decidió separar la causa en dos procedimientos.