Santiago Abascal, líder del partido de extrema derecha, Vox, ha lanzado una pospuesta que rápidamente ha vetado el Gobierno y PP: Legalizar el uso de armas

Santiago Abascal, líder de Vox, en una entrevista publicada por la revista armas.es,  ha puesto en duda el concepto legal de legítima defensa en España. Abascal ya había reconocido en más de una ocasión que va “armado para proteger a mis hijos“.

La Portavoz del Gobierno de Pedro Sánchez, Isabel Celaá, ha censurado la propuesta de Abascal sobre la legalización y libre venta de las armas en España, reafirmándose en que es totalmente insensato, durante su intervención en Las Mañanas de RNE: “No queremos parecernos a Estados Unidos en el aspecto del uso de armas. Lo que plantea Abascal es un retroceso. Es insensato

Abascal se  muestra a favor de “un cambio radical urgente en la ley, no sólo para que los españoles sin antecedentes y en pleno uso de sus facultades mentales puedan disponer de un arma en su casa, sino para que puedan usarla en situaciones de amenaza real para su vida sin tener que enfrentarse a un infierno judicial, a penas de cárcel en incluso a indemnizaciones a los familiares de los delincuentes que lo asaltaron

santiago abascal armas

Además, Abascal incide en que “los ‘progres’ consideran a todos somos españoles unos asesinos en potencia, violadores en potencia, agresores (…) que debemos ser reeducados. Los españoles honrados tienen todo el derecho a defenderse y los criminales y delincuentes tienen todo el derecho a recibir visitas en la cárcel”.

Así mismo, el Partido Popular también ha opinado sobre la polémica propuesta de Vox. El vicesecretario del PP y jefe de la campaña electoral del partido, Javier Maroto, se ha mostrado también en contra de la venta libre de armas en España, de forma rotunda y contundente, en un mensaje de Twitter:

El PP defiende las medidas estrictas contra la delincuencia, mafias e inmigración ilegal. Defendemos también a la Guardia Civil y Policía. La prisión permanente revisable para delitos muy graves. Pero proponer que los españoles llevemos una pistola a la calle, NO“.