Las elecciones del 28 de abril podrían cambiar la política de inmigración en España

elecciones del 28 de abril podrían cambiar la política de inmigración en España

Las próximas elecciones generales, podrían cambiar la política de inmigración que se viene aplicando hasta el momento en España

Las elecciones generales del próximo domingo 28 de abril, podrían cambiar lo que ha sido hasta ahora la política de inmigración en España. Aunque durante mucho tiempo ha sido uno de los pocos países en Europa occidental sin un partido populista anti-inmigración, las próximas elecciones legislativas probablemente cambiarán esa torna.

Vox, un partido con algunas propuestas parecidas a la Agrupación Nacional (Francia) y al Partido de la Libertad (Austria), obtendría, según las encuestas actuales, alrededor del 10% de los votos y un número considerable de escaños en el parlamento.

Si la experiencia en otros países es una referencia, eso significa que la retórica anti-inmigración probablemente se convertirá en un elemento básico de la política española en un futuro.

Vox fue fundado inicialmente como un partido nacionalista que se opone al separatismo y a la descentralización. Sin embargo, desde hace tiempo es más enérgico a la hora de criticar la inmigración, el multiculturalismo o el Islam.

Los expertos en política llevan diciendo desde hace tiempo que este tipo de partidos no podrían afianzarse en España. Se basan en que la descentralización es una preocupación más importante que la inmigración. Además, el principal partido de centro-derecha -el PP- ya tiene una posición restrictiva sobre la inmigración. Así que el argumento es que no habría lugar para un partido anti-inmigración en España.

elecciones del 28 de abril podrían cambiar la política de inmigración en España

Si bien este tipo de razonamiento describe bien la política española en tiempos normales, hoy en día no lo hace. Con unos resultados electorales muy volátiles en los últimos años y una crisis constitucional en curso sobre Cataluña dentro del Estado español, la política está marcada por la incertidumbre.

La influencia y éxito de los partidos anti-inmigración

Tras salir del abismo económico de la crisis financiera de 2008, la economía española ha estado en recesión desde 2015. Las cosas empeoraron con la crisis de los refugiados sirios. La entrada anual de solicitantes de asilo en España se disparó de menos de 6.000 en 2014, a más de 30.000 en 2017.

En muchos países, los partidos anti-inmigración han tenido un éxito considerable después de su llegada. Partidos similares a Vox están teniendo una importante transcendencia en toda Europa occidental.

Están siendo importantes en la política pública. Además, incentivan a los partidos mayoritarios a adoptar una postura más dura sobre la inmigración. Han conseguido que el sentimiento anti-inmigración sea más consecuente desde el punto de vista político.

Por tanto, las elecciones del próximo domingo, no sólo son importantes porque cambian el panorama político para la próxima legislatura. El éxito de Vox probablemente asegurará un lugar para los partidos anti-inmigrantes en el sistema de partidos español. Eso tendrá importantes implicaciones para el futuro de la política de inmigración en el país.