Mueren 13 monjas a consecuencia del COVID-19 en tan sólo un mes

Mueren 13 monjas a consecuencia del COVID-19 en tan sólo un mes

Las 13 Hermanas Felicianas vivían juntas en un convento y 12 de ellas en apenas un mes, murieron a consecuencia del coronavirus.

Las 13 Hermanas que tenían entre 79 y 99 años pertenecían a un convento de Estados Unidos en la localidad de Livonia (Michigan), donde doce de las trece religiosas murieron entre el mes de abril al mes mayo: “Se propagó como un incendio forestal” declaró la hermana superiora Mary Andrew Budinski.

En el mes de junio se contagiaron de coronavirus 18 monjas más y una de ellas falleció, la cual se convertiría en la decimotercera víctima mortal de esta enfermedad: “Todas vivían juntas, oraban juntas y trabajaban juntas” manifestó el Global Sisters Report

El virus se propagó con rapidez por el contagio de dos profesionales sanitarios, prohibiendo la entrada al convento: “Era el caso clásico de lo que escuchamos sobre el virus. Es vicioso y rápido” dijo la hermana Nancy .

Otra de las hermanas llamada Mary Serra Szlaszewicz declaró: “Tuvimos hermanas de más de 90 años que sobrevivieron y hermanas mucho más jóvenes que fueron”.

La religiosa Andrew recuerda que los médicos le decían: “Otra hermana ha fallecido’. Fue muy aterrador”.

La hermana Joyce Marie Van de Vyver confesó lo siguiente: “La fe que compartimos con las hermanas mientras mueren, las oraciones que compartimos con las hermanas mientras mueren: nos perdimos todo eso. De alguna manera destrozó un poco nuestra vida de fe”.

Muchas de las monjas rezaron porque pensaron que no sobrevivirían al coronavirus. Sor Mary Ann Smith, la cual contrajo el virus en el mes abril hasta el mes de mayo confesó que lo pasó tan mal que hasta “rezaba para que el Señor la llevara”.

Como ya ha ocurrido en miles de familias en el mundo, la tristeza les invadía al no poder haberse despedido de sus familiares y amigos víctimas de la enfermedad, por lo que han quedado sin ningún consuelo.

Mueren 13 monjas a consecuencia del COVID-19 en tan sólo un mes