Hombre muere por comer golosinas en exceso

Hombre muere por comer golosinas en exceso

Y es que a veces es complicado resistirse a comer dulces con moderación, por lo que ha ocurrido un insólito caso en el que un hombre terminó falleciendo de infarto por comer mucha cantidad de regaliz negro.

Hay que tener presente que para los amantes del regaliz negro deben tener templanza a la hora de comer sus dulces preferidos, ya que esto podría salvarles la vida.

Según informaciones de la revista médica The New England Journal of Medicine y recoge The New York Times, este miércoles falleció un hombre de 54 años por comer sin medida muchas golosinas de regaliz.

El hombre en cuestión se trataba de un operario de la construcción de Massachusetts (EE.UU.) el cual se desmayó sufriendo un infarto en un restaurante McDonald’s y fue trasladado hasta el hospital donde falleció 24 horas después sin haber podido recuperar la consciencia.

Los profesionales de la medicina confirmaron que el hombre tenía ” una dieta deficiente, que consistía principalmente en varios paquetes de dulces al día”. Al parecer un mes antes de lo ocurrido este hombre que consumía caramelos blandos cambió a caramelos de regaliz, los cuáles contienen ácido glicirríco.

Este ácido también llamado glicirricina puede ocasionar el disminuir niveles de potasio en la persona ya que es un derivado de las plantas que se suele usar como edulcorante que proviene de la raíz de regaliz y puede originar insuficiencia cardíaca, hinchazones y presión arterial alta, según indica la FDA, Administración Federal de Medicamentos y Alimentos.

Por lo tanto y especialmente las personas que pasen de los 40 años deben tener mucho cuidado al consumir esta clase de caramelos de regaliz. Según señala la FDA : “Si tienes más de 40 años, comer más de dos onzas [56 gramos] de regaliz negro durante al menos dos semanas te puede llevar al hospital con una arritmia cardiaca”.

Es por esto que en EE.UU existen otras alternativas de productos de regaliz que son seguras. Estas golosinas tienen sabor a regaliz, pero en realidad no lo es, se trata de un aceite de anís que sustituye el sabor de regaliz.

En el informe de este albañil fallecido de infarto constaba que tenía buena salud cardiaca, pero no cuidaba su alimentación, fumaba mucho y comía ‘demasiado’ regaliz negro. Es por esta ingesta de regaliz fue la que provocó que su nivel de potasio bajara en picado ocasionándole un infarto.

Hombre muere por comer golosinas en exceso